Buscar

Mujeres Contando

Etiqueta

Revista aquí entre hombres

Por San Valentín, Aquí entre hombres…

Antes de que finalice el mes de febrero, les comparto el editorial de la revista Aquí entre hombres. Un esfuerzo que realiza un grupo de hombres en Guatemala para eliminar todas las formas de violencia contra las mujeres.

En el número 19 de su revista vienen una serie de artículos para reflexionar sobre el mes del amor y la amistad.

Editorial Aquí entre hombres:

Después de dos meses de no publicar nuestra revista, nos da mucho gusto regresar a sus ordenadores, tabletas, teléfonos celulares o a donde sea que reciban esta revista virtual que sigue trabajándose con la única finalidad de crear opinión en las personas y generar cambios en nuestra forma de pensar y actuar en relación a las desigualdades en que viven las mujeres en relación a nosotros los hombres.

Seguir leyendo “Por San Valentín, Aquí entre hombres…”

“… los derechos de las mujeres una lucha que no tiene fin”

Bajo el titular “La reivindicación de los derechos de las mujeres una lucha histórica que no tiene fin”, está circulando la edición No 11 de la revista Aquí entre hombres de Guatemala. Una iniciativa que siempre hemos celebrado desde Mujeres contando y que este mes nos trae una reflexión sobre el 8 de marzo y el papel que juegan los hombres en la reivindicación de nuestros derechos.

Aqu_entre_hombres.JPG

En el editorial dicen estos nuevos hombres; “hoy queremos dejar claro que no compartimos más el sistema patriarcal que crea diferencias y fortalece las luchas de poder. Hoy nos sumamos a la búsqueda de la igualdad entre hombres y mujeres, porque ésta también es una lucha de hombres”.

Seguir leyendo ““… los derechos de las mujeres una lucha que no tiene fin””

Hasta que la otra muerte los separe…

Esta historia fue escrita para el primer número de la Revista Aquí entre hombres, una iniciativa de Guatemala que busca disminuir la violencia contra las mujeres.

Cuando Soledad conoció a Marlon se dijo: -este es el hombre de mi vida. El noviazgo fue corto pero intenso, y aunque él era un poco agresivo, ella creía que cambiaría con el tiempo, tal vez después del matrimonio.

De pie en la estación, Soledad se aferraba a la cartera y se resguardaba del frío en un abrigo fucsia, que había desafiado los últimos inviernos madrileños. Parecía una estatua viviente con la que hombres y mujeres, sin voltear a mirar, tropezaban mientras caminaban apresurados de un lado al otro. La tarde estaba fría y lluviosa y ella, quería regresar pronto a casa. Deseaba recostarse pero, sobre todo anhelaba quitarse esos zapatos de tacón alto número 36, que su hermana menor le había prestado y en los que apretujó sus pies talla 37, para ir a su primer día de trabajo.

Seguir leyendo “Hasta que la otra muerte los separe…”

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑