Buscar

Mujeres Contando

Etiqueta

Mujer

“My way” (‘A mi manera’)

Frank_Sinatra_y_Elvis_Presley.jpg

 

A la manera de ‘el Tuerto en el Reino de los Ciegos’, había una vez una minoritaria casta dirigente en un lejanísimo país encantado, que pretendía oír únicamente aplausos e invalidar todo cuestionamiento, por más tibio y mesurado que fuese, a sus creencias individuales y estereotipos personales impuestos a su pequeñísima población como “Deberes de Todos los Habitantes y Habitantas del Reino”, o ‘Políticas Públicas’ como se diría en el convencido lenguaje de las parlamentarias de un país más cercano.

Por: Carla Teresa Rivera*

 

 

UN CUENTO DE HADOS:

A la manera de ciertos señores moralistas de la segunda mitad del siglo XIX que habitaron cierto continente aún no descubierto, había una vez una casta dirigente, bastante minoritaria que, en nombre de la mayoría, o de “todos y todas” (ojo, la equidad de género era súper-importante en ese Reino), promovió colosales regresiones “en materia de derechos universalmente establecidos, conseguidos durante décadas de lucha por toda una sociedad”, como en vano -y de manera aburrida- repetían loros, loras, guacamayos, abogados y tinterillos del derecho y las leyes de aquel inexistente país ya fenecido en el recuerdo de los niños y las niñas.

A la manera de lo que pasaba en épocas muy remotas, en aquel utópico país de cuentos y canciones, los reyes impusieron -a su manera- sus creencias personales como si fueran “de Interés Nacional” y sus razones muy íntimas como si fueran ‘Las Razones del Reino’.

A la manera del pretérito extinguido, la lúcida casta dirigente de ese desconocido Reino maravilloso, quiso consagrar el irrespeto a las creencias personales y convicciones individuales -en temas tan íntimos como la anorgasmia o la falta de masturbación, que la Corte de aquel país de fábulas tipificó como “pecados de los cuales abstenerse”-, lo que provocó en otros reinos, durante la segunda mitad del siglo XIX, guerras intestinas, estados consagrados por decreto a ciertas creencias e iglesias, y sociedades enteras convertidas al ‘voyerismo’ que vigilaba y censuraba las creencias íntimas, o los valores y ‘anti-valores’ de las pecadoras gentes de a pie.

A la manera de guía penitenciario con carabina y largavista en el techo de un panóptico invisible, en aquel mítico país inacabado, la Corte decía que eran ‘progresistas’ las retrógradas regresiones superadas por la realidad. Y, a la manera del disco “A mi manera”, como los afamados súbditos Frank Sinatra y Elvis Presley, en la Corte de aquel Reino cantaban de lo lindo, entre decreto y decreto:

“Arrepentimientos, he tenido pocos.
Pero igualmente muy pocos pecados para mencionarlos.
Hice lo que debía hacer
y lo hice sin exenciones.
Planée cada programa de acción,
cada paso cuidadoso a lo largo del camino.
Y más, mucho más que eso,
Lo hice a mi manera”.

Colaboradora de Mujeres Contando – Cap. Ecuador.

Foto: Las hijas de Frank Sinatra y Dean Martin en 1967 callan a sus padres en un ensayo.

Recuerdos de él… y un libro póstumo

E..jpg

Este texto fue leído, en la noche del jueves 16 abril en el Cafelibro, en el programa “Nosotros somos las historias que vivimos”, transmitido en vivo por Radio Pichincha Universal en recuerdo de Eduardo Galeano.

Por Alexis Ponce

Va primero un abrazo trunco, ilegible, a las amigas y amigos que esta noche recuerdan a Galeano y Grass, bien sea leyendo, o cantando, o tomando: vino, café o ron; o después bailando milonga o tango en el Café-libro (¿por qué no?); o diciendo… o callando. Porque, por igual, todo lenguaje humano, que no sea el olvido o el odio, son bienvenidas maneras de recordarlos y, en especial, de volver a traer al corazón a Eduardo. (Duele la boca decir su nombre, mucho o poquito, pero duele).

Y aunque el encuentro es por los dos, por Grass y Galeano, ya que sus vidas y libros superan ese inacabable día 14 de abril, séanos permitida la mezquindad de referirnos, desde hoy, a Eduardo. De seguro un empedernido amigo de Latinoamérica como lo fue Günter Grass, sabrá perdonarnos el desliz, la perrada del dolor, estos recuerdos.

Seguir leyendo “Recuerdos de él… y un libro póstumo”

‘Miss tanguita’: sexualización y cosificación de las niñas

Colombia es un país en donde la violencia contra las mujeres se manifiesta de múltiples formas, pero no voy a contarles cuáles y cuántas son esas formas. Les quiero compartir este artículo sobre la expresión máxima de la utilización y comercialización del cuerpo femenino, ya no el de las mujeres, a la que nos tienen acostumbrados los canales de televisión nacional, que exportan una imagen estereotipada y estigmatizadora de las mujeres, sino el de las niñas, que ahora ya no sólo participan en los tradicionales reinados, al estilo “La niña Colombia” sino que lo hacen en una competencia llamada “Miss tanguita”. Una forma más de perpetuar las prácticas machistas desde la infancia y de violar sus derechos. Vergonzosa la actuación de quienes promueven estas prácticas, el ex senador Marco Alirio Cortés, de los padres y madres que las apoyan y de las empresas del mal llamado espectáculo que se lucran de ellas.

f620x0-247390_247408_15.jpg

Foto: www.elintransigente.com

Seguir leyendo “‘Miss tanguita’: sexualización y cosificación de las niñas”

Doña Nubia y el Parque de los Sueños Justos

Historias como la de doña Nubia Torres se repiten a lo largo y ancho del territorio colombiano y fuera de él. Ella es una, de las miles de víctimas que el conflicto armado deja, no sólo con sus vidas rotas sino con la esperanza obstinada de algún día lograr la paz. Con cada puntada se amarra la ilusión para que otras mujeres y familias no tengan que pasar por las aterradoras y brutales experiencias de la guerra.

Gracias a Alberto Salcedo Ramos por la historia de doña Nubia y su “Parque de los Sueños Justos” que publicamos aquí, en Mujeres contando, para que la memoria de Omar Eliécer Muñoz Torres y la de todas las víctimas de este parque imaginario permanezcan vivas.

Maria_Nubia_con_sus_habilidosas_manos_r_pidamente_termina_un_prototipo..JPG

Por Alberto Salcedo Ramos

Seguir leyendo “Doña Nubia y el Parque de los Sueños Justos”

Por ella… por Gaza

Una impresionante poesía de Rafeef Ziadah, la mejor poetisa palestina, hoy en día…

… a propósito de un Dolor que no nos deja de doler: “Nosotros enseñamos vida, señor”

Más sobre:

Rafeef Ziadah, de la palabra hablada

“No llores por los mártires continúa la lucha”…

Elena Poniatowska: “Me enorgullece caminar al lado de los ilusos, los destartalados, los candorosos”

La memoria de todas y todos en la voz de Elena Poniatowska al recibir el Premio Cervantes 2014, el 23 de abril en Alcalá, España.

Soy la cuarta mujer en recibir el Premio Cervantes, creado en 1976. (Los hombres son treinta y cinco.) María Zambrano fue la primera y los mexicanos la consideramos nuestra porque debido a la Guerra Civil Española vivió en México y enseñó en la Universidad Nicolaíta en Morelia, Michoacán.

Simone Weil, la filósofa francesa, escribió que echar raíces es quizá la necesidad más apremiante del alma humana. En María Zambrano, el exilio fue una herida sin cura, pero ella fue una exiliada de todo menos de su escritura.

Seguir leyendo “Elena Poniatowska: “Me enorgullece caminar al lado de los ilusos, los destartalados, los candorosos””

Fútbol femenino rumbo al mundial Brasil 2014

Tradicionalmente el fútbol ha sido ‘cosa de hombres’. Las mujeres estuvieron relegadas de él. Sin embargo, hoy muchas juegan al fútbol a pesar de enormes dificultades: escasos presupuestos, inequidades, pocos clubes  y, sobre todo, estereotipos en su contra. Mientras esperamos el pitazo inicial en Brasil 2014, recordemos lo que han tenido que superar las mujeres para llegar a las canchas mundiales. ¿Quién dijo que ha sido fácil?

Por Nelly Valbuena Bedoya

En 1892, la historia del fútbol se partió en dos al presentarse el primer encuentro futbolístico entre mujeres en Glasgow, Escocia. Desde ese momento este deporte que por siglos fue catalogado como exclusivo para los hombres abrió una rendija a la igualdad de género. Dos años después, en Inglaterra, Nettie Honeyball, defensora de los derechos de la mujer, fundó en 1894 el British Ladies Football Club, primer club de fútbol femenino. Una provocación para los caballeros de la época que veían cómo las mujeres empezaban a reunirse en torno a “su balón”.

Empero, solo hasta 1970 se pudo jugar el primer campeonato mundial de fútbol femenino en Italia, aunque sin el reconocimiento de la Federación Internacional de Asociación de Fútbol, FIFA. Tras la exhibición de técnica y dominio del balón mostrado por las mujeres, en 1971 la Unión Europea del Fútbol, UEFA, solicitó a sus asociaciones apoyo para promover el fútbol femenino. Las selecciones sobresalientes fueron Dinamarca, Italia, Inglaterra y México.

Seguir leyendo “Fútbol femenino rumbo al mundial Brasil 2014”

La hija del viento

Marcia es una experta empacando. A fuerza de salvar la vida aprendió a cargar lo necesario en una bolsa. Su existencia, y la de los integrantes de su familia, se convirtió en un periplo eterno que llegó hace más de tres años a Quito.

MujeresrefugiadasNegras.JPG

Por Nelly Valbuena Bedoya

– Desde pequeña aprendí a trabajar – dice con voz fuerte y un acento marcadamente colombiano.

Con una cuchara sopera les da vueltas a las empanadas y las cubre con aceite hirviendo. Su hermana llegará en minutos para ir a venderlas, con café negro, en las calles del barrio Carapungo, al norte de la ciudad, donde viven desde que llegaron a la capital de Ecuador.

Seguir leyendo “La hija del viento”

Manifiesto de las mil mujeres

Artistas, académicas y profesionales de España, firmaron una carta contra el neo-conservadorismo del PP y la reforma misógina de Gallardón, que con el aplauso del Opus Dei, la jeraquía católica y las derechas ibéricas y europeas, elimina derechos humanos, sexuales y reproductivos de las mujeres españolas. Un ejemplo para las mujeres del mundo y de América Latina, que vemos cada día como las mismas intenciones sobre nuestros derechos se están haciendo realidad.
1560502_615673651801678_397395900_n.jpg
Algunas de las firmantes son las escritoras Rosa Montero y Lola Beccaria, las actrices Maribel Verdú y Ana Belén, la autora Almudena Grandes, Pilar Bardem, Kira Miró, Aitana Sánchez Gijón, Goya Toledo, Emma Suárez, Amparo Larrañaga, las académicas Soledad Puértolas y Carme Riera, la cineasta Icíar Bollaín, la poetisa Olvido García, quienes señalan: 
“Exigimos al Gobierno que retire el anteproyecto de Ley porque lesiona gravemente nuestra soberanía sobre nuestro cuerpo, nuestra capacidad de elegir libremente las decisiones sobre nuestra maternidad y nuestra autonomía moral, base de la dignidad y de la libertad personales a las que tiene derecho el ser humano en un estado de derecho. Como mujeres libres nos negamos a aceptar una maternidad forzada y a la intervención de cualquier profesional o instancia de poder en nuestra decisión de ser o no madres, intervención que subordina nuestra posición como sujetos autónomos al criterio de otros, convirtiéndonos en menores de edad, y dañando así nuestra independencia”. 
El Manifiesto de las Mil Mujeres añade: “Ninguna mayoría política nacida de las urnas, por muy absoluta que sea, ni ninguna creencia religiosa, está legitimada para convertir los derechos de los ciudadanos y ciudadanas en delitos, imponiendo principios ideológicos o religiosos absolutamente particulares en políticas públicas mediante la aplicación de una sanción penal”.
“Exigimos que la salud sexual y reproductiva vuelva a regirse por la actual ley de plazos, que respeta los derechos de las mujeres a los que aludimos y que ha  generado consenso entre los ciudadanos desde que se promulgó hasta hoy”, concluye el documento.
 

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑