El reencuentro de amigas

Para bien o para mal la vida siempre nos da un grupo de amigas. Por más que una le guste estar sola, a veces resulta necesario acercarse al mundo a través de la mirada de las otras. Es una forma de terminar, por un momento, el soliloquio de algunas. Claro, respirar de vez en cuando cuesta, sobretodo cuando nos  sometemos a los prejuicios y a las verdades sin remedio que brotan de nuestras lenguas, esos músculos sin piedad, que a veces actúan sin control alguno.

Hoy es el cumpleaños de Anita y será la oportunidad para reencontrarnos. ¿Quién sabe qué irá a pasar? La última vez nos vimos fue en las exequias de la mamá de Jenny y ahí no logramos sino abrazarnos como si la vida nos hubiera separado por años. Eso fue hace seis meses y en seis meses pasan muchas cosas. Unas nos enamoramos y creemos, a pie juntillas, éste sí es nuestro príncipe azul, pero nada. Todo pasa tan veloz como un cambio de loock. A otras los amantes no les alcanzan sino para una noche o un fin de semana, a lo sumo. Las casadas parecen inamovibles en su papel ejemplar de amas de casa. A Sonia estamos cansadas de escucharle decir: “son más de 20 años dedicados a construir este hermoso hogar”.

Seguir leyendo “El reencuentro de las amigas…”