El 4 de julio de 2017, el comandante en jefe de los ‘troll’ del Ecuador, anunció vía el ‘Granma’ criollo, su viaje ‘definitivo’ a Bélgica para este 10 de julio…

Por: Alexis Ponce

Pero dijo que antes pasará por el mal llamado ‘canal público’ para una entrevista ‘en exclusiva’ con su ex-embajador Xavier Lasso, el que un día dijo, en plena represión a lo diferente y de criminalización a lo disidente, que prefería la ‘igualdad’ a la libertad. De seguro no será la última cita y otros medios en poder del intacto ‘clan secomero’ (SECOM) de los ‘broder’-panas del viajero, lo entrevistarán.

Al conocer la noticia dada por el caudillo en la ESPOL, mucha gente se alivió, rió, gozó, dio gracias al Señor, aplaudió, salió a bailar, pidió una cerveza, entró a rezar, mató gallina, se abrió un trago, lloró de felicidad o de tristeza, según, y lanzó bendiciones o maldiciones por la noticia. Pero -cosa extraña-, pocos repararon en que el Magnánimo Líder la dio a conocer justo cuando tuvo hoy, por vez primera, un adverso resultado judicial; mejor dicho: cuando fue derrotado.

Stalin 5

Su demanda contra el periodista Martín Pallares (y, por ende, contra los ‘4 Pelagatos’ y todos los periodistas críticos, en ellos simbolizados), tuvo como resultado la derrota inicial, que de seguro lo sabía o presentía, pues cometió el asertivo error de no estar en Quito para verla. Quiso probar a la fuerza (como scout malcriado al que se le rebeló una parte de su patrulla), “Quién manda aquí, carajo”: si él, el jefazo de la manada, de los lobatos y castores, o el nuevo mandatario, a quien empezará a llamar, de seguro, ‘desleal’ o ‘traidor’, términos que sus troll y los mamertos estalinistas locales empiezan a usar masivamente en las redes sociales contra Lenin Moreno, el nuevo presidente, como en su tiempo los seguidores del georgiano Jossif Vissariónovich lo esgrimieran contra todo ‘bolche’ de las primeras horas.

El Kim il Sung de la aldea perdió hoy nada menos que en sus cortes, con sus jueces, en su sistema de justicia, con sus reglas del juego. Y perdió, ya no pudo, ‘algo’ sucedió esta vez. Es evidente que tonto no es y que debió hacerle “cosas” saber que por primera ocasión sus juzgados, sus jueces, sus cortes, su (‘el mejor del mundo’) sistema de justicia, pudo romperse por el lado menos grueso, agrietarse quizás, uno de sus engranajes fallar y una de sus piezas desobedecerlo. Y si esto le hicieron hoy, imaginemos qué imaginará para mañana a partir de ahora, derrotado como salió en esta ocasión, con su abogado Caupolicán Ochoa reclamando y advirtiendo una obvia apelación destinada a titulares menos llamativos.

Stalin 4

Mañana todo puede pasar”: ¿Quién sabe si le desobedecen en cosas más graves y le procesan a su ‘broder’ Glas y hasta le detienen para fines de investigación incluso; o cometen la osadía de perseguirlo a él mismo y aceptan las peticiones de prohibición de salida del país que ya empezaron a llover?

General de cinco estrellas, retirado un 24 de mayo, desde la mañana de este 3 de julio, por más áulicos que aún le queden, todo pudiera pasar: los cabos se rebelan, los tenientes no le saludan como antes, los capitanes no le contestan las llamadas y los reclutas le silban en los restaurantes. Y, encima, los coroneles se hacen los pendejos y el nuevo General, cada vez más alevoso, seguro hasta puñeteó la mesa, que fue suya, para hacerse oír que se niegue y no proceda la demanda del ex contra más periodistas. Si antes Facebook le metió un coscacho, hoy recibió (como decía mi abuelo) “una buena patada en los testes”.

Es hora de marcharse, pues a partir de hoy, quién sabe, cualquier cosa pudiera suceder. Y, ya se conoce que “soldado que huye, sirve para la próxima batalla”.

Stalin 1