Con los célebres versos de ‘La niña de Guatemala’, de José Martí, convertidos en canción por la argentina Julia Elena Dávalos, inició “La Cantera” el sábado 11 de marzo, que estuvo dedicada a las 58 niñas y adolescentes víctimas de la barbarie cometida en un ‘reformatorio’ de Guatemala.

Guatemala 1Hasta ese sábado 11 a las 7:05 pm en que se emitió ‘La Cantera’, en medio de la confusión informativa eran 22 víctimas que fueron calcinadas por el fuego, pero mientras avanzaban las horas y los días, el número aumentaba. Ahora se sabe que murieron 40 niñas de 58; 19 murieron durante el incendio, 39 alcanzaron a llegar a dos centros hospitalarios, pero tras las graves lesiones fueron muriendo una por una: 11 en el Hospital San Juan de Dios y 10 en el Hospital Roosevelt.

Alexis Ponce, conductor del programa, condenó conmovedoramente este atroz hecho debido a que, al producirse el incendio en el ‘reformatorio’, nadie abrió las puertas del lugar, no había protocolos de evacuación y los bomberos demoraron en llegar. Mujeres Contando calificó de “feminicidio colectivo” el hecho a través del twitter y ‘La Cantera’ señaló la responsabilidad del Estado de Guatemala por acción y omisión, así como de los demás estados y sistemas continentales como CELAC, OEA, UNASUR, ALBA o MERCOSUR, por indiferencia y silencio negligente.

 

Guatemala 2La tragedia ocurrió el 8 de marzo, el Día Internacional de la Mujer. Alexis Ponce relató en su programa “La Cantera” que conoció ‘la horrible noticia’ a través de un post en la red social de una amiga feminista, Sandra Yáñez, quien comentaba:

Que mueran niñas (unas quemadas y otras asesinadas) en un reformatorio donde las acosaban y violaban es una evidencia no sólo del patriarcado que ha convertido las mujeres en cosas, sino de la forma estrepitosa en que ha fallado la justicia y el Estado a los ciudadanos. Esto que ha pasado en Guatemala es una muestra del racismo de la justicia (todas niñas indígenas), del peso colonial que clasifica y separa a la sociedad por razas y clases sociales y a los más pobres los condena al fracaso, y de la misoginia institucional que ha hecho oídos sordos a las denuncias de violación de las niñas por parte de los guardias del reformatorio. Imperdonable”.

Ante el suceso, Alexis Ponce escribió un texto que posteó como “un alarido” y lo leyó en el programa:

Guatemala 3“Eran niñas todas. Todas chiquitas. Eran ‘adolescentes infractoras de la ley’, como los hipócritas que las encierran, las tipifican. Eran todas pobres. Todas indígenas. Todas anonimizadas. Eran abusadas sexualmente por los guardias del ‘reformatorio’ todos los días. Eran mancilladas por infames hipócritas. Por machos, por patriarcas, por ellos. De esos que abundan en la red y el mundo. De esos que hablan de ‘Dios’ a cada rato y, si pudieran, abusarían hasta del Niño Jesús y su mamá.

Eran mujeres chiquitas y se rebelaron, porque ya no podían más y murieron quemadas: 22 de ellas, se dice; ninguna tiene nombre, portada, titular, post viral, nada. Es nuestra tragedia. ¿no nos avergüenza? Esta atrocidad no se hizo viral. De esta barbarie no hay vídeo ni campaña. Eran 22: de Guatemala, de Latinoamérica la creyente. Cada una quemada, hasta la muerte.

Estoy llorando. De qué carajo sirve cada lágrima, de qué si ni siquiera morí con ellas”.

*   *   *   *  *

“La Cantera” recordó al cantautor chileno Ángel Parra, quien falleció en la mañana de ese sábado 11 de marzo, a los 73 años en Francia. Parra era hijo de Violeta Parra, padre de Javiera Parra integrante de la banda “Javiera & Los Imposibles”. Militante del MAPU, fue detenido tras el golpe del 11 de septiembre de 1973 y torturado en el Estadio Nacional. Ángel, además, era hermano de Isabel Parra, cantante como él, cuya canción “Un montón de mujeres, puso “La Cantera” como homenaje a una familia de artistas que marcaron y representaron una época de Latinoamérica.

En su nuevo segmento “Cuéntame tu historia”, estuvo el testimonio, en un minuto relatado, de la ecologista y defensora de las comunidades contra la minería, Daniela Balarezo, quien compartió su experiencia de vida entre la naturaleza de la zona rural noroccidental de Quito y la gestación de sus hijos.

Si usted quiere saber “¿Cómo ellos “celebraron” el 8 de marzo?”; es decir si quiere conocer qué dijeron algunos de los más ‘prominentes machistas’ del mundo y de Macondo en el Día de la Mujer (Trump, Putin, Temer de Brasil, Duharte de Filipinas y… ‘otritos’), no se puede perder ‘La Cantera’ que –además- compartió la mejor música de mujeres del mundo: la francesa France Gall con “Laisse tomber les filles”, cantada en 1964; la ecuatoriana María Tejada y “Apostemos que me caso”; la siria Zein Al-Jundi y “Ajmal Gharam” (‘El más hermoso amor’), de la colección Putumayo, y la chilena Pascuala Ilabaca, con su “Cueca Triste”.

Guatemala 7

“La Cantera” concluyó con el mismo cuchillo inicial en la vena: ‘La niña de Guatemala’, interpretado por la argentina Julia Elena Dávalos.

Fotos: Pinterest / Coleccción: “Mujeres de Guatemala”

Escuche aquí “La Cantera”