Mujeres contando y “La Cantera” entrevistaron a Heinz Dieterich, sociólogo, intelectual y analista político alemán, radicado en México desde hace varias décadas, reconocido como ‘el padre del Socialismo del Siglo XXI’, a propósito de la posesión de Donald Trump y tras la Marcha de las Mujeres en Washington, a menos de 24 horas de que el magnate asumiera el cargo como el presidente número 45 de los Estados Unidos.

Por: Alexis Ponce y Nelly Valbuena

“En Estados Unidos, una gran parte de la población, muy rápidamente va a sentir el efecto desastroso que significará que ese golpista esté ahora en la Casa Blanca”. 

Dieterich, líder del WARP, un “think-tank” global de pensadores, científicos y activistas sociales del mundo, se refiere a las mujeres, a los obreros blancos que votaron por Trump, a las llamadas minorías, a los inmigrantes y al destino que le depara a Latinoamérica la asunción de mando de Donald Trump.

marcha-mujeres-carteles

Enfáticamente inicia sus respuestas, citando que no coincide con quienes creen que “se trata de un bufón, un hablador que no cumplirá lo propuesto en campaña”. La afirmación del pensador alemán-mexicano tiene asidero pues apenas en su primer día de posesión, cumplió con la primera promesa de campaña al firmar un decreto contra el Plan de salud de Obama popularmente conocido como ‘Obamacare’.

Enfáticamente inicia sus respuestas, citando que no coincide con quienes creen que “se trata de un bufón, un hablador que no cumplirá lo propuesto en campaña”.

Sin embargo, Heinz Dieterich sostiene que “ni mundialmente ni dentro de los Estados Unidos su programa económico tiene posibilidad alguna de funcionar” y alerta sobre la difícil situación que tendrá que enfrentar en menos de dos años el recién posesionado presidente Trump, quien llega a la Casa Blanca con el nivel más bajo de popularidad en las últimas décadas.

Sobre la multitudinaria marcha nacional convocada por las mujeres de los Estados Unidos y que desbordó los cálculos de participación ciudadana, Dieterich reconoce que se trata un movimiento civil, social y ciudadano muy fuerte, radicalmente anti-Trump. Al compararlo con América Latina, en donde los movimientos sociales y gobiernos están en crisis, dice que no existen condiciones para enfrentar las medidas de Trump y, por lo tanto, el impacto para América Latina será “nefasto”.

carteles

Mujeres Contando-La Cantera: ¿Cuáles son las consecuencias para el pueblo de los Estados Unidos y para las mujeres específicamente, de la asunción de mando de Donald Trump a la Presidencia, en medio de las masivas protestas?

Heinz Dieterich: No comparto la idea de mucha gente que dice que “él es un bufón, hablador que no va a cumplir su programa”. La mayoría de las cosas las va a hacer. Los sectores sociales que van a recibir golpes fuertes son: las mujeres, porque a través de sus maniobras para reducir el seguro médico, el The Obama Health Care Plan (el Plan de Salud de Obama) va a afectar el derecho al control del propio cuerpo de la mujer. Va a ser mucho más difícil ejercer el derecho al aborto y va a volver a ser un privilegio para las mujeres ricas.

pussyEl segundo grupo serán los trabajadores blancos, que fueron engañados y votaron por él, pues su política económica va a ser un fracaso; porque el salario mínimo que él dice que va a proteger y aumentar, no lo va a hacer, porque es un gran capitalista y el gran capital vive de la explotación del trabajador. La mejor protección del nivel de vida de los obreros fue la integración de esos obreros en la protección de la salud de Obama y justo eso es lo que va a desmantelar.

El tercer grupo, por supuesto, van a ser las minorías. Ya en su política de renta de casas en Nueva York tuvo una política racista; y, por último, serán los inmigrantes. Dentro de Estados Unidos una gran parte de la población, muy rápidamente, va a sentir el efecto desastroso de que ese golpista esté ahora en la Casa Blanca.

MC-LC: Para América Latina ¿cuál será el impacto del régimen de Trump?

HD: El impacto para América Latina va a ser nefasto. Si quisieras una analogía, tendrías que imaginar a Mike Tyson boxeando contra un chavo de quince años. ¿Qué posibilidad de defenderse o de ganar tiene el chavo? ¡Ninguna!

Trump es un “bully de barrio”, es el rufián o el matón del barrio y él siempre ha trabajado de esa forma, amenazando con su poder, con su dinero y con sus difamaciones. El hecho de que, a través de esas estrategias nefastas, mentirosas y corruptas haya podido llegar a la cabeza de la Casa Blanca, obviamente lo ha envalentonado más. Hizo una comprobación empírica y en su pobre mente ve que ese método funciona. Ahora se enfrenta a gobiernos latinoamericanos en una situación de crisis en la que la Patria Grande está en retirada porque los tres grandes países: Brasil, Argentina y México, están económicamente destruidos y los pequeños, donde la economía aún funciona, como Bolivia y Nicaragua, no tienen poder alguno como para defenderse de la potencia y, entonces, Trump va a ser la encarnación ´matonil´ de la doctrina Monroe: o se hace lo que él dice, o va haber sanciones. Lo vemos con México: ya está estrangulando al único sector dinámico industrial que es el automovilístico. Eso es muy fácil de hacer con cualquiera de los países latinoamericanos y muy pronto vamos a ver una agresión muy fuerte contra Nicaragua, Bolivia, Ecuador, Venezuela, y Cuba probablemente. Lamentablemente no hay la unidad necesaria para defenderse de este monstruo a la cabeza de la Casa Blanca.

sobre-el-muro

MC-LC: Patricia Janiot de la CNN entrevistó a Rafael Correa por los diez años del régimen y él repitió su tesis de que la llegada de Trump va a ser beneficiosa para la unidad de los ‘gobiernos progresistas y revolucionarios’ de América Latina.

HD: Eso es una tontería. Para tener un avance en una unidad revolucionaria, primero tienes que tener revolucionarios (risas), porque sobre el vacío no se puede construir. Tenemos muchos héroes revolucionarios en el continente, pero no tenemos hoy en día organizaciones revolucionarias en América Latina, ni un fuerte sindicalismo, ni partidos políticos, ni universidades, ni movimientos estudiantiles, ni de obreros, ni de campesinos. No hay ningún potencial para organizarse ante lo que va a hacer Trump. Yo no entiendo cómo un economista como Correa puede decir semejante tontería, como lo vamos a ver empíricamente muy pronto.

MC-LC: En ese contexto, ¿cómo ver a la Unasur, el Alba y el Mercosur, frente al coloso matón del barrio?

HD: El Mercosur es controlado por dos países que mandan: Brasil y Argentina, cuyos gobiernos hoy aceptan que van a ser un subsistema controlado desde Washington. Y, entonces, hasta que no se quite a ese ladrón de Temer en Brasil, y al otro ladrón, Macri en Argentina, la correlación de fuerzas en el Mercosur no va a cambiar. Y, si somos honestos, Mercosur es el único sujeto colectivo en América Latina que tiene algo de fuerza.

La Unasur es una organización superestructural, pero no tiene una fuerza económica, una población movilizable detrás de sí, entonces su capacidad de defensa es casi cero. Ni siquiera van a poder impedir, por ejemplo, que ‘ese maldito premio nobel de la paz Santos’, meta a Colombia en la organización criminal más peligrosa que tenemos a nivel mundial, que es la OTAN.

el-mundo-te-ve

Los tiempos en los que la Unasur y el Mercosur eran fuerzas con las cuales los gringos tenían que contar, estaban vinculados a los nombres de Lula, Chávez, Kirchner y Fidel, y no existen más, tristemente.

Por lo tanto, las organizaciones hemisféricas latinoamericanas están muy débiles, como son los gobiernos nacionales que están con ellos. Uruguay, por ejemplo, se ha plegado totalmente al nuevo amo monroista de Washington. Estamos, pues, en una situación extremadamente débil y no tenemos una alianza estratégica con la China o con Rusia que nos permita negociar con los gringos. Entonces, tenemos hoy al “bully del barrio” que dice: “Éstas son las condiciones, o las aceptas, o te rompo la cara”. ¡Y eso es lo que va a pasar!

MC-LC: El panorama no se ve muy alentador, ni para el pueblo de los Estados Unidos, ni para América Latina. Pero, en el caso de EEUU, vemos que desde la posesión de Trump, y antes, tenemos marchas, protestas y movilizaciones que venían desde que ganó. ¿Esto se profundizará?

iguales-en-derechosHD: Sí; y esa es, justamente, la diferencia. Ahí vez tú más claramente que el cuento de Correa, es un cuento de niños realmente. En Estados Unidos hay un potencial extraordinariamente grande, que puede parar e incluso tumbar a ese tipo. Pero en América Latina, no hay nada comparable. Él (Trump) es el Presidente con menor apoyo popular en la historia de los Estados Unidos. Tiene una presidencia ilegítima, fue producto de un golpe de Estado de los republicanos junto al Director republicano del FBI y, con eso, se recuperó cuando ya estaba perdido en la campaña electoral. Es un presidente ilegítimo. No ha declarado los impuestos, él sabrá por qué, pero no va a poder mantener esto demasiado tiempo.

En dos años se restituye el 30% de los diputados y parte de la Cámara del Senado. Su programa económico es imposible que funcione, con los parámetros que ha vendido: 4% de crecimiento anual, los lugares de trabajo… Todo es una cortina de humo. Por ejemplo, logró que la Ford cancelara una inversión de 1.6 mil millones de dólares en México, pero en una economía de 20 trillones de dólares, 1.6 mil millones no es nada. Luego se jacta de salvar 800 lugares de trabajo en una empresa en Indiana, pero cada mes en Estados Unidos hay noventa mil despedidos o trabajadores que renuncian buscando nuevos trabajos. Es decir, cuando tú haces un análisis cuantitativo de su propuesta económica, ves que nada encaja. A nivel mundial no estuvo en Davos y le dejó la pista, es decir la hegemonía mundial, a la China. Xi Jinping ahora representa los intereses de las economías de mercado mundiales, lo que históricamente ha sido el privilegio de Estados Unidos. Entonces, ni mundialmente, ni dentro de EEUU su programa económico tiene posibilidad alguna de funcionar. Su situación va a ser muy difícil, y creo que en un año, o dos, máximo, puede colapsar. ¡Pero allá, en los EEUU, hay posibilidad de resistencia; en América Latina, no hay nada comparable!

multitudmarchadelasmujeres

Enlaces relacionados