Mujeres_que_participaron_en_los_combates_liberando_Crimea_1944.jpg

Mujeres del Ejército Rojo, luego de liberar Crimea, 1944.

Este 9 de mayo, se cumplió en Moscú, el evento mundial por los 70 años de la histórica derrota del fascismo.

A propósito de la inexplicada ausencia del Ecuador, que a diferencia de otros países del Alba, no acudió a un evento en el que presencias y ausencias dicen mucho, se cumplió -y por eso lo difundimos ahora en nuestro blog-, el escenario advertido en el siguiente artículo de nuestra colaboradora, Soledad Paz.

Ella nos había aportado su escrito “¿Por qué, Ecuador?” el reciente 6 de mayo  y entonces lo difundimos únicamente en nuestro facebook, a la espera de que llegara el 9 de mayo para conocer a ciencia cierta si Ecuador estaría, o no, en este evento mundial de la memoria.

En efecto, el Ecuador no acudió a esta cita convocada por Rusia y afianzada por los gobiernos de los Brics; cita boicoteada -con su inasistencia- por EEUU y la Unión Europea (a excepción de Alemania).

Tampoco se conoció una carta pública, mensaje o saludo por twitter siquiera, como lo hicieron otros mandatarios del mundo que enviaron sus saludos. Solo el diario estatal “El Telégrafo”, que no tiene voz de mando o peso diplomático alguno, publica en su portada de hoy día, un excelente recuerdo de aquella hazaña: la derrota del nazismo en el mundo y el evento en Moscú.

El gobierno del Ecuador brillará -en la memoria del Kremlin- por su ausencia. Y pocos, casa adentro, se preguntarán: “¿Por qué el Ecuador no fue, por qué calló?”

Aquí el análisis de nuestra colaboradora…

Enfermera_sovi_tica_en_1942.jpg

Enfermera soviética en el Frente Oriental, 1942.

“¿Por qué, Ecuador?”
Soledad Paz

¿Se ha preguntado alguien por qué la Comisión de Relaciones Internacionales del Movimiento PAIS, la Cancillería, la Presidencia o el Gobierno del Ecuador, no han mencionado aún si asistirá el Presidente Correa al evento político más relevante de los BRICs, que se realizará en Rusia en pocos días y que juntará a los jefes de Estado de China, India, Rusia, Brasil, Sudáfrica, y países del Tercer mundo?

¿Se ha preguntado alguien por qué, en pleno auge de la tesis y la necesidad de un nuevo mundo multipolar, el presidente ecuatoriano no ha confirmado si asistirá o no, a la más importante cita política de jefes de Estado de los BRICs, que la convocó nada menos que Putin para conmemorar planetariamente la memoria histórica por los 70 años de la victoria mundial sobre el Nazismo, y a la que hasta este día, han comprometido llegar 27 mandatarios, incluidos los de Venezuela, Bolivia y Cuba, que son miembros del ALBA, como Ecuador?

¿Será o no será, que sigue pesando el tristemente célebre voto de “abstención” del gobierno ecuatoriano en la ONU, en el tema Ucrania-Rusia? Se quisiera saber si, por lo menos, los organizadores del pasado “Encuentro PROGRESISTA Latinoamericano, ELAP”, conocen que este gran cónclave de victoria sobre el fascismo, será un peldaño más en la apuesta real de las nuevas potencias emergentes para dejar atrás al mundo unipolar.

Francotiradoras_sovi_ticas.jpg

Francotiradoras soviéticas.

¿Sabe alguien en el palacio de Carondelet o el de Najas, que EE.UU. y la Unión Europea, con la que el gobierno del Ecuador firmó un “Acuerdo Comercial Preferencial”, están boicoteando esta gran cita de la memoria democrática contra el nazismo; y que Ucrania -bajo control neonazi- y gobiernos de extrema derecha como Polonia y Hungría, han anunciado que no acudirán porque “fue Hitler quien liberó Rusia“, y que el evento debía realizarse no en Moscú, sino en Berlín u otra capital de Occidente?

¿Cuál es el enfoque estratégico mundial del Ecuador, más allá del bloque latinoamericano, una vez disparada la crisis petrolera?