.. y naturalización de la violencia
Por Sorayda Almeida

“Ana Lucía Herrera… muerta 3 veces”

Ellas.jpg

Dos días después de la partida física de la feminista ecuatoriana, Ana Lucía Herrera, cuya muerte apenas fue informada por un solo diario (“El Telégrafo”), omisión mediática mayoritaria que dejó en el ambiente un olor a olvido de aquella ‘molestosa’ vida desaparecida de ‘una de esas feministas‘; el ‘pacífico’ país en que vivimos y morimos, volvió a hacer noticia de violencia contra las mujeres debido al aparecimiento del cadáver, desnudo y violentado, de otra joven mujer, desaparecida y asesinada el día del cumpleaños de su único hijo de siete años.

La noticia, seamos sinceras, ya a pocos indigna o llama la atención, pues nuestra sociedad mojigata y linchadora, se ha acostumbrado a vivir en este tipo de violencia, como algo ‘normal o natural’.

Es hora de decirlo abiertamente: en Ecuador se ha naturalizado ya el Femicidio.

Por eso se explica que tan hipócrita y conservadora sociedad se indigne por la ‘indecente’ palabra “Puta” (grito decente de los femicidas ecuatorianos al rato de golpear, violar y matar a las mujeres) y exija que bajen o cambien los escasos letreros contra el femicidio, ideados por una joven concejala quiteña que creía vivir no en el Ecuador, sino en algún país nórdico.

Porque esta es la sociedad ecuatoriana, que bombardea rechazos e indignaciones en redes sociales, contra la salvaje tortura a inocentes perros y otros animales domésticos (violencia que condenamos, por supuesto); pero no se indigna ni masifica las redes sociales contra las alevosas muertes violentas de mujeres.

Si se tratara, no del cadáver de una mujer de 26 años, como la más reciente víctima de femicidio, sino de las muertes de políticos famosos, “estrellas” de la televisión o futbolistas; sería otra la reacción. Ahí sí, habría marcha opositora y marcha oficial multitudinarias, ruedas de prensa anunciando ‘huelga nacional indefinida’, amenazas de ‘levantamiento indígena’, campañas de firmas yasunizadas, letreros de “Prohibido Olvidar” hasta en la sopa y “All you need is Woman” en todo lado.

Tristeza.jpg

Ahí sí la movilización de la sociedad ecuatoriana sería inmediata, las sabatinas hablarían más del tema, habría memes diarios, el ministro de policía y twitter nos saturaría con tuits y promesas de castigo inminente, los editoriales ya no serían circunspectos, los periodistas radiales protestarían iracundos, los spots serían diarios “contra la violencia, provenga de donde provenga”, la cámara de comercio colgaría telas gigantes en su edificio, cierto político pediría al Senado de EEU que declare el bloqueo marítimo y comercial y las redes sociales no pararían de hablar del tema como si algo entendieran de lo que significa morir a golpes, luego de ser atados, violados y humillados.

Pero como son mujeres nomás, es decir ‘zorras’, ‘mozas’, ‘carishinas’; o sea “putas que algo habrán hecho“, tranquilos, descansen nomás en su ‘isla de paz’.

Colaboradora de Mujeres Contando.

Notas relacionadas

El cadáver de una joven mujer fue hallado en Cumbaya