Ella es un ejemplo de lucha y de que los sueños están por encima de las adversidades. Mabel Velarde es una joven ecuatoriana de 26 años con una gran trayectoria deportiva, en la que se destaca su participación en la Selección Femenina de Fútbol del Ecuador que participó en la Copa Mundial del Canadá, en 2015.

 

Por Sebastián Vega y Bryan Enríquez

Tanto es su amor por este deporte que abrió la Academia de Fútbol Mabel Velarde, en donde busca formar a niños, niñas y jóvenes en esta disciplina, enfocándose en una constante formación integral.

Mabel entra al mundo futbolístico a los cinco años, su entrenamiento inicia en la escuela de fútbol “Los Aguinaga”, en donde permanece hasta los 12 años. Gracias al apoyo constante de sus padres, continúa un camino lleno de triunfos y experiencias futboleras, entre las cuales se destacan ser convocada varias veces por la selección nacional de fútbol femenino y haber jugado para el Boca Juniors.

En estados Unidos obtuvo una beca para estudiar la carrera de Personal Trainer e incluso estuvo en el Sealions, un equipo semiprofesional de San Diego. Actualmente estudia en el Instituto Tecnológico Superior de Fútbol y está a punto de graduarse, convirtiéndose en una de las primeras entrenadoras del fútbol ecuatoriano.

Para ella el fútbol es una ciencia, que tiene su lado más profundo en el entendimiento de la táctica, la técnica, la parte física y el lado psicológico de un deportista. Según ella, varias potencias futbolísticas aplican una metodología integral en la formación de sus jugadores y jugadoras de fútbol, un proceso que en Ecuador es muy descuidado, especialmente en el fútbol femenino.

1449865172960-Mabel_Velarde.jpgEsta metodología trabaja el lado emocional y espiritual del jugador. Mabel la aplica en su Academia de fútbol, donde juegan niños y niñas desde los 6 años. Bajo la orientación de un proceso integral de formación, alcanzan mayor seguridad, autocontrol y autoconfianza. En los talleres emocionales de la academia se trabajan los sentimientos y emociones de frustración que aparecen en la cancha.

Mabel considera que el fútbol femenino no tiene suficiente apertura a nivel sudamericano, hacen falta procesos de formación especializados y enfocados hacia las mujeres, pues trabajar con ellas es completamente diferente a trabajar con los hombres.

Mabel Velarde espera que el Ministerio de Educación y de Deporte, impulsen proyectos para beneficiar a las mujeres no sólo en el fútbol, sino en todos los deportes a nivel de escuelas y colegios, para generar mayor competitividad y aceptación.

Esta joven ecuatoriana no solo es una gran jugadora de fútbol sino una mujer convencida de que con este deporte se puede disminuir la violencia de género, propiciando espacios donde desde niñas aprendan a jugar fútbol y conozcan amistades que sientan la misma pasión por este deporte.

Ella sueña con el día en que se logre un cambio de mentalidad en las personas que creen que el fútbol es sólo para hombres.

Enlaces de interés

Velarde monstró sus gambets en dos países