Publicamos la respuesta de la colaboradora Soledad Paz a las declaraciones del sr. Alexis Mera, que Mujeres Contando en Colombia y Ecuador compartimos. Es posible que él sea la minoría y no nosotras, y aunque -según él- las mujeres lo seamos, tenemos derechos y uno de ellos es a la libertad de expresión. Por lo tanto, expresamos aquí nuestro rechazo a esas declaraciones.

Sarah_Palin_vive_.jpg

No se puede decir que “El Estado debe enseñar a las mujeres que es preferible que retrasen su vida sexual y que retrasen la concepción para que puedan terminar una carrera”. En primer lugar porque NO está incluyendo a los hombres ni adolescentes varones, y en segundo lugar porque NO es un tema de “retrasar la vida sexual” sino de asumirla desde el ejercicio de los derechos sexuales y reproductivos, con información y educación progresista, pero sin moralismos ultracatólicos que resultan extremadamente peligrosos, pues legitiman y alimentan la ya compleja sociedad patriarcal y machista en la que vivimos.

Por: Soledad Paz

¿Y si las mujeres les enterásemos de lo que vienen diciendo y haciendo en Ecuador en nuestros temas, los máximos funcionarios de la “Revolución Ciudadana”, a las compañeras y compañeros de “Podemos” y “Syriza” en Europa?

¿Y si nos decidiéramos a enviarles los audios y videos con las sucesivas declaraciones del Presidente, “la compañera” Mónica Hernández y “el compañero” Alexis Mera, a las actrices y actores progresistas del mundo, participantes en la campaña “Mano sucia de Chevron”?

¿Y si, a los máximos personeros de la ONU, a los presidentes Evo Morales, Nicolás Maduro, Cristina Fernández, Dilma Roussef, Raúl Castro y ex presidente Pepe Mujica, enviáramos las declaraciones del señor Director Jurídico de la Presidencia sobre lo que piensa de nosotras, las mujeres?

Porque sólo las derechas del mundo tienen ese tipo de comentarios e ideologías dignas de “la más larga noche conservadora” del Franquismo o de la ideología “sin género” del Partido Popular de España.

Ya no se trata de un desliz ni de un caso aislado. Ya no más. Las afirmaciones, ahora “personales” del abogado Alexis Mera, director jurídico de la Presidencia del Ecuador y uno de los más estrechos e íntimos colaboradores del presidente Rafael Vicente Correa, sólo pueden entenderse en un contexto que ha legitimado y sigue legitimando ese tipo de comentarios y en un ambiente estatal que confunde cargo público con catecismo moralista sobre aquello que es privado: el cuerpo de las mujeres.

Abstinencia_m_todo_efectivo.jpgMientras más progresistas, más feministas o más de izquierdas seamos las mujeres, más deberíamos rechazar las declaraciones del señor Alexis Mera Giler. No hacerlo, será dañino para las propias mujeres. Las organizaciones de mujeres deberían repudiar de mil modos estas declaraciones y alertar al señor Presidente, pero sobre todo al país, a la comunidad internacional y a las organizaciones LGBTI, juveniles y sociales, de que nada bueno traerá la instauración de un peligroso e ineficaz plan ultra-montano en el tema de los derechos de las mujeres, que dejará serias secuelas, que durarán muchos años y cuyas consecuencias pagarán las futuras generaciones.

Hay que apoyar las reacciones de algunas mujeres asambleístas de PAIS -su tendencia más progresista-, que respondieron con dignidad al reaccionario asesor legal de la Presidencia.

¿Se puede llamar “de izquierda” o “compañeros” a retrógrados así, que no serían capaces de sostener un debate mínimo, ni de diez minutos, alrededor de estos temas: derechos de las mujeres, derechos sexuales y reproductivos, laicismo, LGBTI, educación sexual, juventud y adolescentes, con Michelle Bachelet, Camila Vallejo o Pepe Mujica?

Debería preocupar profundamente a las mujeres y hombres del Ecuador, a las organizaciones feministas y mujeres del mundo, que en cadenas de televisión y radio “sabatina” donde sin derecho alguno a la ciudadanía de que pueda rebatir y debatir en el mismo espacio, la máxima autoridad manifieste que la educación sexual de nuestros adolescentes -un pénsum mínimo en un país que ocupa uno de los primeros lugares con mayor número de embarazos adolescentes en el mundo- “se basaba en el hedonismo y el placer por el placer”.

Ahora, el señor Mera fue por más: “Que el Estado enseñe a la mujer (al hombre no, según el funcionario), a postergar su vida sexual”. Así será, cada vez más, cada vez peor, mientras no los develemos a tiempo.

* Intelectual y ensayista ecuatoriana.

Enlaces de interés

Alexis Mera: “El Estado debe enseñar a la mujer a postergar su vida sexual

“El Estado no puede tutelar los cuerpos de las mujeres”

Para el Pesidente, con el Enipla se distribuía condones como chicles