“Amo la Biblia, pero más amo la dignidad”

… (al día del padre)

Con el infame título “Tiempo de Sodoma“, para discriminar e incriminar las opiniones expresadas por el progresista artista boricua Ricky Martin a la prensa colombiana, una ultra-conservadora revista digital cristiana de nombre “Noticias Finales” -de noticias extravagantes y sensacionalistas-, satanizó en las redes sociales las valientes reflexiones del cantante de Puerto Rico, Ricky Martin, quien declaró en Bogotá que “la Biblia no tiene ningún poder ni autoridad para frenar decisiones de ningún estado o persona, sobre ninguna ley relativa a las uniones homosexuales”.

Por: Alexis Ponce

Entendámonos: amo la Biblia, en especial el Nuevo Testamento (el de Lucas, las conmovedoras parábolas de Jesús, el impresionante Sermón de la Montaña, la presencia femenina en la Resurrección…) desde una perspectiva literaria, humana, cultural y hasta poética en algunos de sus pasajes, pero por lo menos el Antiguo Testamento -a excepción del bello y endemoniadamente erótico libro “El Cantar de los Cantares“- es muy violento y vengativo. Y en cuanto al ‘Apocalipsis’, comparto la opinión del escritor colombiano Fernando Vallejo, de que sus crípticas páginas (el profeta las escribió casi a los 100 años de edad), son dignas de ‘un marihuano demente‘, como el llamado San Juan fue bautizado por el impertinente narrador paisa.

La Biblia fue usada en todo tiempo, como el Talmud, la Torá o el Corán, por sátrapas disfrazados de moralistas, como Donald Trump, Paco Franco, los papas, los talibanes y los políticos. La biblia dice cosas absurdas sobre la menstruación y la cabellera de las mujeres; y profitan odio, sangre, guerra y maldad casi todas las páginas judaicas del Antiguo Testamento en nombre de un Dios vengador. Y en el nuevo testamento, Saulo el perseguidor, convertido en San Pablo, echa sal misógina en sus “Cartas”.

Así que, por mi parte, expreso mi apoyo a las BIEN DICHAS declaraciones de Ricky Martin: “No estamos pidiendo que bajen la luna, es algo básico. Es importante separar la iglesia del estado, no se pueden tomar decisiones basadas en la biblia. No estamos pidiendo tener más derechos que nadie, simplemente es igualdad. Para mucha gente, el firmar el acta de matrimonio no es nada pero para nosotros sí. Quiero tener mil razones para que mi pareja pueda tomar decisiones por mí, si es que me pasa algo”.

Que la mojigatería deje de asustarse por un tema tan privado como la opción sexual de cada quien y el derecho al matrimonio homosexual, atacado por beatos privados y públicos como los ejecutores del ‘Family Plan’. Ricky Martin lidera campañas de derechos de los latinos, contra la xenofobia, llamó a oponerse al “nazi” Trump, se opuso a la base militar gringa en Vieques, dirige una web ejemplar dedicada a la crianza paterna y materna de los hijos, y públicamente declaró su opción sexual, en gesto humano respetable.

Es hora de recordar el bello texto de mi bella colombiana Margarita Rosa de Francisco, publicado en Diario El Tiempo y difundido en la página en facebook de Mujeres Contando-Ecuador, para que ayude a entender el tema y desterrar mojigaterías.

Un comentario en ““Amo la Biblia, pero más amo la dignidad”

  1. “Amo la Biblia, pero más amo la dignidad”, un artículo muy interesante que incita a reflexionar ya que expone el tema de la religión y las orientaciones sexuales, temas que hoy en día son muy polémicos y delicados de tratar.
    Considero que cuando hay algo que se opone a la iglesia, se intenta que sea mal visto, este es el caso del cantante Ricky Martín al dar su reflexión ante el tema. Todos y todas están en su derecho de elegir con quien decide compartir su vida, independientemente de sus orientaciones sexuales, sexo, género, etnia, estatus social etc. Nadie debe impedir que se prohíba la unión, casamiento entre dos personas, pues si esto pasara ¿no sería otra forma de discriminación? todos debemos tener las mismas oportunidades, pues, si bien todos tenemos un distinto tipo de piel, situación económica, profesión, religión etc. Detrás de todo eso, todos somos a la final seres humanos de piel y hueso en donde cada uno de nosotros es libre de elegir a quien amar sin ninguna restricción.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s