Haití es un país asombroso y del que poco o nada sabemos, más allá de las cifras de pobreza y de las difíciles condiciones en las que la población quedó después del terremoto de 2010.

Por Katherine Toscano Montiel

Este país caribeño celebra la Semana Santa entre seguidores del catolicismo y el vudismo, un sincretismo religioso que nos recuerda hoy la riqueza y la diversidad de culturas del “segundo país independiente del hemisferio americano y la primera república negra del mundo”.

Mujeres contando en voz alta, estuvo con Marie Pierrette Louijuste, religiosa haitiana de la comunidad Salesiana, desde hace 13 años. Sor Marie está en Quito, estudiando Comunicación Social en la Universidad Politécnica Salesiana. Ella nos contó en “Línea franca” cómo se conmemoran estas fechas religiosas en su país.

Como en todo el mundo católico la Semana Mayor empieza el lunes pero el viernes es el día especial pues se empiezan a ver en las calles y en las iglesias las ceremonias en dos niveles, mientras las personas católicas están celebrando la Semana Santa con las procesiones como el camino de la cruz, también hay la parte de la religión vudú que celebra estas fechas. “A veces participan juntos y a veces de forma diferente. En Haití la religión católica y el vudismo se mezclan en un sincretismo sin problema”, afirma Sor Marie.

También la alimentación hace parte de estos rituales sin embargo, no tienen un nombre específico para la comida que está compuesta por muchas ensaladas, preparadas con remolacha, huevos duros o fritos y plátano verde. Es una forma de “decir que en Semana Santa no hay que comer platos fuertes sino que tenemos que hacer ayuno y eso está tanto entre la religión católica como en el vudú”, comenta Marie Pierrette Louijuste.

Entrevista Sandra Chamba

Cámara: Tamara Méndez

Apoyo: Profesor Roberto Rosero

Edición video: Katherine Toscano Montiel