La Directora Regional de ONU Mujeres para América Latina y el Caribe, Moni Pizani, dio a conocer la semana pasada, los nombres de las mujeres de la sociedad civil que integrarán el Grupo Asesor para América Latina y el Caribe de ONU Mujeres.

De 119 postulaciones salieron los nombres de: Beatriz Clemencia Ramírez David (Colombia)¸ Donna Parchment-Brown (Jamaica); Dorotea Wilson (Nicaragua); Gracia Violeta Ross (Bolivia); Mabel Bianco (Argentina); Magaly Pineda (República Dominicana); Marcela Lagarde (México); María del Carmen Feijóo (Argentina); Marta Sánchez Néstor (México); Mildred Crawford (Jamaica); Regina Tamés (México); Rocío Rosero (Ecuador); Silvia Juliá (Argentina); Teresa Valdés (Chile) y Virginia Vargas (Perú). Ellas conforman el Grupo Asesor para América Latina y el Caribe.

Este grupo, bastante representativo de mujeres, con gran experiencia en temas de género, promoción y defensa de los derechos de las mujeres tendrá, por una parte la tarea de asesorar a ONU Mujeres en temas políticos y técnicos y, de otra una misión urgente: establecer puentes de diálogo entre este Organismo y las organizaciones de sociedad civil de la región.

Recordemos que fue  en el marco de la 56ª sesión de la Comisión del Estatus de la Mujer celebrada en Nueva York en el mes de febrero, en donde se acordó  conformar este Grupo Regional Asesor. Con el propósito de hacer más participativo el proceso se diseñó una convocatoria para que las candidaturas fueran enviadas por las organizaciones de la sociedad civil de toda la región.

Estos Grupos Asesores de la Sociedad Civil de ONU Mujeres son establecidos por las Oficinas Regionales y de país de ONU Mujeres con el  propósito de facilitar consultas efectivas, continuas y estructuradas entre la sociedad civil y ONU Mujeres buscando con ello seguir avanzando en el logro de la igualdad de género y el fortalecimiento de las mujeres.

La conformación de este Grupo, en primera instancia cumple con un criterio fundamental de representatividad de diversos sectores, organizaciones de la sociedad civil, redes de mujeres, academia y lideresas y, en segundo lugar se espera que garantice el diálogo con la sociedad civil en temas sensibles de las mujeres como el desarrollo, el empoderamiento en la exigibilidad de nuestros derechos y la implementación de políticas públicas entre otros aspectos.

Este Grupo se reunirá en Panamá, dos veces al año y tendrá contactos egulares con la Directora Regional y el personal directivo de ONU Mujeres a través de teleconferencias. Mantendrá también un contacto continuo a través del uso de las tecnologías de la información y la comunicación con los Grupos Asesores de la Sociedad Civil de los diferentes países.

Así pues, el Grupo Asesor ya está conformado, ahora queda esperar la efectividad de su asesoría, observaciones y recomendaciones concretas en beneficio del desarrollo de las mujeres de la región y la difusión periódica de los logros del plan de trabajo de estas mujeres a las cuales desde ya les auguramos muchos éxitos!