El Consejo Nacional Electoral, CNE, decidió -por fin- el pasado 30 de enero, sancionar a los candidatos a la Presidencia o a la Asamblea que hagan comentarios homofóbicos  durante la actual campaña electoral en Ecuador.

Por Nelly Valbuena Bedoya

Esta decisión fue tomada tras las demandas y exigencias realizadas por el colectivo LGBTI “Igualdad de Derechos ¡Ya!”, ante el organismo que garantiza el ejercicio de los derechos y la participación política de la ciudadanía ecuatoriana, en condiciones de igualdad y equidad.

Los candidatos a elección popular en sus actividades electorales deberán respetar las disposiciones contenidas en el artículo 19 de la Constitución Nacional. Se deberán abstener de la emisión pública que discrimine o afecte a la dignidad de las personas en toda actividad electoral; por lo tanto se incluyen actos de proselitismo político, contenidos de publicidad, concentraciones, manifestaciones, mítines y entrevistas.

También se hace referencia al artículo 2 que establece que “las personas que se consideren afectadas por la inobservancia de las normas constitucionales o legales invocadas por la resolución, podrán ejercer acciones legales”.

La resolución del CNE fue cuestionada como “timorata e insuficiente” porque más bien procedía que descalificara toda candidatura que públicamente hiciera apología de la violencia, del racismo o la homofobia. Luego de las críticas ciudadanas a las grotescas referencias homofóbicas del periodista Carlos Vera, candidato del grupo “Madera de Guerrero”, a Asambleísta por la provincia del Guayas; y del pastor evangélico Nelson Zabala, candidato presidencial del populista Partido Roldosista Ecuatoriano (PRE), del ex-presidente Abdalá Bucaram, el CNE empezó la discución interna para resolver el llamado de atención.

El “pastor espiritual” Nelson Zabala usa un discurso violento, discriminador, homofóbico, primitivo y grotesco en sus actos públicos de proselitismo político y en entrevistas en los sensacionalistas medios de comunicación del Ecuador.

En una de sus alocuciones, Zabala dijo con vehemencia digna de inquisidor: “El Ecuador no necesita homosexuales, lesbianas, travestis, ni transexuales”.

Para vergonzosa muestra, va un botón, que pone en evidencia algunos de los rasgos sicológicos de la personalidad de uno de los candidatos a la Presidencia del Ecuador que animó la demanda de la comunidad LGBT-I al CNE.

He aquí las reacciones de Diane Rodríguez, primera transexual en postularse a Asambleísta, sobre las declaraciones de Carlos Vera, candidato por “Madera de Guerrero”.